En casa

Rellenar encuestas: ¿Un trabajo?

rellenar encuestas

La red se está llenando se ofertas y anuncios en los que se ofrece la posibilidad de conseguir un sueldo extra a cambio de trabajar rellenando encuestas, ya incluso, en las redes sociales los particulares están promocionando ciertas páginas o empresas como una forma de tener un trabajo con el que sortear la crisis. Pero, ¿es rellenar encuestas un trabajo?

Rellenar encuestas: ¿Es un trabajo?

Cuando se conoce desde dentro el mundo de las encuestas, la realidad invita a pensar que no es un trabajo y que, en demasiadas ocasiones, ni siquiera se gana el dinero que se promete en principio. La clave está en las empresas piramidales y en el valor de los datos de los usuarios, muchas de estas empresas prometen, al inicio, considerables ganancias a cambio de muy poco tiempo, y sobre todo, prometen más ingresos para quienes tengan una red de afiliados, en este caso, además, llama la atención, que para recibir el cobro el importe será muy alto.

Las empresas más serias de encuestas prometen solo que se ganarán incentivos, y lo cierto es que la remuneración es tan baja que, no se puede considerar un sueldo en absoluto.

Cuando rellenar encuestas sí es un empleo

Ahora bien, existen empresas que pagan a particulares para que realicen encuestas a personas a pie de calle o en sus casas, a estas personas les pagan por cada encuesta que realizan y, en este caso, sí se trata de un empleo para el entrevistador.

Más allá del riesgo de perder el tiempo y no conseguir nada, hay que fijar la atención en dónde y qué datos damos, ya que nuestra seguridad se puede ver vulnerada por el simple hecho de ceder datos a desconocidos, aunque digan que son una empresa de encuestas.