Orientación laboral

Resaltar los éxitos en el currículo

Los responsables de la selección de personal en las empresas reciben a diario multitud de currículos de personas que buscan trabajo. Y muchos son desestimados porque no están bien hechos o no reflejan con claridad la potencialidad del candidato.

Es importante saber la diferencia entre “preparar” de “hacer” un currículo, pues el currículum vitae no es solo un documento que refleja lo que uno ha hecho a lo largo de su vida laboral de forma cronológica, sino más bien de lo que sabe hacer.

El verdadero valor de un currículo está en la medida en la que es capaz de transmitir sus competencias profesionales y el impacto que su paso ha tenido en las diferentes empresas en las que haya trabajado con anterioridad.

Es importante, incluso diría que necesario, no abrumar con datos y cifras alcanzadas, sino también reflejar los aspectos cualitativos que llevaron a conseguir esos hitos.

Capacidad de liderar grupos

No hay que olvidar que los responsables de personal de las empresas valoran mucho la capacidad de liderar equipos de trabajo, y es importante saber hacerlo ver.

Información que nos diferencia

Y hay que tener muy presente que no se llevan los currículos densos. Hay que saber sintetizar en un espacio limitado la información más relevante, aquella que nos pueda diferenciar de otros candidatos, tanto cuantitativa como de forma cualitativa.

La información implícita de un currículo es tan o más importante que la información explícita, e influye en la proyección del perfil del candidato al puesto.

Puede ser, sin duda, el factor diferencial que nos haga tener éxito en un proceso de selección de personal respecto a otros candidatos que presentan currículos tradicionales.

  • Pingback: Cómo crear un dream team | Blog Ellos