En casa

Los tópicos más comunes del trabajo en casa

trabajo en casa

Trabajar en casa es una realidad y, en la actualidad, son muchas las personas que trabajan por cuenta propia o por cuenta ajena desde su propio hogar. Para aquellos que se están planteando esta opción, aun es frecuente escuchar algunos tópicos muy habituales dentro de este complejo sector del trabajo que, a pesar de ser muy habitual, es un gran desconocido.

Tópicos del trabajo en casa

  • Nadie controla al trabajador. El primero tópico que se suele asociar al trabajo desde casa es el que una persona “libre” de trabajar o no hacerlo, ya que no tiene a ningún supervisor. Sin embargo, la realidad es bien distinta, para un trabajador por cuenta ajena, existirán los mismos supervisores que existían en la oficina. El trabajador por cuenta propia no tiene supervisores, pero sí clientes a los que atender con eficacia si se quiere que el trabajo prospere.
  • Los horarios son libres. En este caso, hay una parte de verdad, es cierto que existe mayor libertad de horarios en muchos empleos, y que no siempre es esencial tener un horario de 8 a 15. Pero, quienes trabajan en casa coinciden en la importancia de fijar unos horarios concretos.
  • El lugar de trabajo está donde uno quiere. En el bar, en el parque, en el sofá… está es la idea del lugar del trabajo “desde casa” y muchas imágenes asociadas con el trabajo en casa ahondan en este tópico. Y sí, el trabajo se puede desarrollar con libertad, siempre que haya Internet y se tengan a mano los medios para trabajar. Pero, si se pretende desarrollar el trabajo de forma eficaz y constante, se hará necesario disponer de un lugar concreto para trabajar, como un despacho, alejado de ruidos y de distracciones.
  • Se gana menos. Un tópico que no tiene nada que ver con la realidad, las ganancias dependerán del tipo de trabajo, de la dedicación y del propio trabajador.
  • Es una opción temporal hasta que se encuentra algo “estable”. Muchos trabajadores en paro consideran en el trabajo en casa una opción para ganar un extra mientras se encuentra “algo mejor”. La realidad es que existen muchos trabajadores en casa que ven en su profesión una opción más atractiva que el trabajo de oficina.
  • Es cosa de “amas de casa” que quieren contribuir a la economía familiar. Otro de los grandes tópicos es que el trabajo en casa es solo para mujeres embarazadas o con niños pequeños y que se ven obligadas a estar en casa y, aunque es verdad que es un perfil, no es el único. También son muchos los hombres que trabajan desde casa, así como personas jóvenes y sin hijos.
  • No se declara. El gran tópico es pensar que es un trabajo en “B”, pero quienes lo toman en serio declaran, pagan impuestos y cotizan como cualquier trabajador, dependiendo del régimen en el que trabajen. Y quienes no lo hacen se pueden encontrar con una situación incómoda, ya que el Estado puede solicitar justificantes de ingresos.

¿Conocéis otros tópicos de los trabajos en casa?