En el extranjero

Trabajar en la Canadá francófona

ski village

No todo el mundo está en crisis. Canadá, que goza de una economía saludable y abierta, acaba de anunciar que en 2013 concederá permisos de trabajo y residencia a hasta 3.000 soldadores y electricistas extranjeros ante la imposibilidad de cubrir esos puestos con la mano de obra local.

Paraguay también ofrece trabajo a españoles, aunque de perfil universitario y con mayor cualificación profesional. Sin embargo, en Canadá, como en la región francófona de este país, el Quebec, no es fácil entrar, pero si hay posibilidades de trabajar.

De hecho, Canadá está reclutando personal en Europa. La Embajada de Canadá en España promueve programas para atraer extranjeros, fundamentalmente jóvenes en prácticas que parten con contrato previo, dice el diario El País. Y algunas regiones, como la de Quebec, que de aquí a 2015 contará con un millón de jubilados más, explica María Jesús Bronchal, agregada política de la Oficina de Quebec en Barcelona, precisan mucha mano de obra, sobre todo del segundo ciclo de formación profesional.

Captar talento

“Competimos con otros países, como los nórdicos o Brasil, por captar talento”, añade. “No se privilegia a España en los programas europeos. Pero la ingeniería española es muy buena”, mantiene Bronchal.

Quebec busca ingenieros técnicos, enfermeros, químicos, estadísticos, y también albañiles, chapistas, soldadores y montadores, entre otros, y les ofrece trabajo desde aquí. “No es ilegal ir como turista y buscar trabajo”, indica la representante de la oficina de Quebec, “pero sin contrato no se puede optar a un visado temporal”.