De temporada

Trabajar en un crucero

Uno de los trabajos de temporada más solicitados es el que se desempeña a bordo de un crucero, esos barcos gigantes que hacen las delicias de grandes y mayores y que, tal vez, para los mayores, fueron idealizados por la serie Vacaciones en el Mar, donde incluso los empleados se los pasaban en grande. Lo bien cierto es que los cruceros, verdaderos hoteles flotantes, dan muchas oportunidades de empleo y de carácter temporal tanto a gente joven como a gente experta en hostelería y restauración. En verano, se trabaja en Europa. Y en invierno, en ocasiones, en el Caribe, donde la temporada nunca para.

Es un trabajo, no unas vacaciones

Ahora bien, trabajar en un crucero no es una ganga. Como se dice en la web cruiseshipjobs, “Lo primero que un candidato tiene que tener presente cuando solicita un empleo en un crucero, es que se trata de un trabajo, no de unas vacaciones, y que por lo tanto, luego de ser convocados para una entrevista con el representante de una línea en particular, no va a poder escoger el barco o el destino de viaje, sino que debe acogerse estrictamente a las condiciones de la companía que lo(la) contrata”.

El mar también puede hastiar

De hecho, no todo es armonía y belleza en el mar. Según el capitán  Bokos, de la compañía eslovaca Tatra Marine, “trabajará en al mar, tendrá un trabajo bueno, pero no fácil. No siempre el mar es tranquilo y hermoso, también puede ser horrible y peligroso. Tiene que contar con el bamboleo y las sacudidas del barco sobre el mar o las olas del océano, con pasajeros que se marean y a quienes tendrá que atender o limpiar sus residuos.

Nadie dijo que fuera fácil, pero trabajar en un crucero puede valer la pena.