De temporada

¿De qué trabajar en verano en la ciudad?

trabajar en verano

Llega el verano y con él, el fin del curso escolar o el fin del trabajo de temporada de invierno. El verano para muchos supone vacaciones y descanso, pero hay algunos trabajadores que ven en este momento del año el mejor periodo para conseguir un trabajo de temporada.

Aunque lo más habitual es pensar en la costa, que no es una mala idea, también se puede buscar un empleo en la propia localidad de origen o de destino.

Trabajando en verano

Clases particulares. El verano es el momento de desconectar de las clases, salvo que se haya suspendido, la demanda de profesores particulares en todas las ciudades es muy alta en este momento del año y puede suponer una excelente opción para un primer empleo.

Cuidador de plantas. Aquellos que se van de vacaciones no lo hacen con la casa a cuestas, las plantas son unas de las grandes sufridoras en verano y, si no se atienden, se secarán, y lo mismo pasa con los jardines, por ello, muchos son los que buscan a una persona con referencias para que se ocupe de las plantas.

Cuidador de mascotas. Los animales no siempre acompañan a sus dueños durante el verano y, aunque lo hagan, es posible que no siempre tengan tiempo para pasearlos, este es un tipo de trabajo de temporada muy interesante y perfecto para quien quiere hacer deporte.

En centros abiertos. Para los niños y jóvenes que no tienen vacaciones, las ciudades proponen actividades y campamentos urbanos de día, en ellos, es necesario personal para cubrir distintas vacantes relacionadas con ámbitos varios.

Trabajar en verano, también en la ciudad

No solo en la costa y en las zonas de playa hay trabajo en verano, aunque las ciudades tengan a mucha menos gente, existen varias opciones de empleos de temporada para quienes se quedan.