En el extranjero

Trabajar enseñando español en Corea

corea

Trabajar enseñando español fuera de España o los países de habla hispana de América Latina es una salida socorrida pero no por ello menos útil para gente con ganas de aventura o, simplemente, necesidad de encontrar un trabajo. Ahora, como regalo de reyes, te explicamos, de la mano de Felipe Ol,  como enseñar español en Corea del Sur.

Clases particulares

La primera forma de enseñar español es la más obvia y sencilla: dar clases particulares. Basta con anunciarse en alguna página web, dejar que los interesados contacten, y fijar horarios y lugares compatibles.

La tarifa también depende de lo que cada persona quiera ganar, de lo que los estudiantes estén dispuestos a pagar y del lugar de encuentro (domicilio del profesor, del estudiante o zona neutral). Como regla general, mucha gente se mueve en el rango de 20.000-30.000 won por hora (14-20 euros).

Academias de español

En Seúl hay varias, concentradas en Gangnam y Jongno; y hay al menos una casi en cada ciudad, sean academias que enseñan español exclusivamente o centros de estudio de idiomas. Para poder dar clase en una academia de forma legal hay que estar registrado como profesor de idiomas ante el Ministerio de Educación de Corea.

Esto es obligatorio, y es una forma de tener controlados a los profesores extranjeros, que en Corea no gozan precisamente de buena fama (debido a los problemas causados por algunos profesores de inglés, que daban clase en Corea sin tener ninguna cualificación, y se vieron envueltos en problemas de drogas u otro tipo).