Orientación laboral

Trabajar horas extras aumenta el riesgo de depresión

Aunque no se le ha calificado como riesgo de salud en el trabajo, la depresión campea a sus anchas entre los trabajadores, y más de uno cae en las redes de esa temible oscuridad. Un estudio reciente nos pone ante un factor que creíamos alejado de esa patología, pues siempre hemos creído que era parte esencial de una mayor productividad: las horas extras.

Sin embargo, y sin importar lo mucho que benefician al trabajador en sus ingresos, las horas extras pueden ser el origen y causa de depresión y de otras enfermedades mentales relacionadas.

Se trata del estudio Whitehall II, que busca una relación entre formación profesional, horas de la jornada y depresión. Se realizó en el Reino Unido, y abarcó a un total de 2.100 hombres y mujeres con una edad promedio de 47 años.

Mediante una serie de encuestas se descubrió que, sin importar su estatus dentro de sus empresas, aquellos trabajadores que permanecían más horas del día y de la noche en sus trabajos, observaron mayor tendencia a la depresión y padecimientos cardiacos, sin importar lo necesario que les eran esas horas extras para avanzar en sus carreras o recibir más ingresos.

El estudio no pone enfrente a algo que ya sabíamos, pero que no está de más recordar: las horas atado a un proyecto o a una lista de deberes por hacer es mucho más deprimente que cualquier recompensa que se obtiene de ello.

Sin duda, y a pesar de las premuras y necesidades, hay que saber parar a tiempo, siempre.