De temporada

¿Trabajas en McDonalds? Puede ser un buen principio?

El trabajo en McDonalds (o si a eso vamos, en cualquier cadena de comida rápida) suele verse como el final de toda aspiración, el resultado de una carrera mediocre o el fondo al que conduce la falta de cualificación. ¿Es verdad?

Un primer paso

Una fuente. Trabajar en McDonalds, como todas los empleos, puede verse de diferentes maneras. Desde ya: como un puerto final o una escala intermedia. No hay nada mejor, para encontrar un buen trabajo, que contar con otro trabajo para financiar la llegada de un puesto con mejores perspectivas.

Un manifiesto. Tomar un trabajo para el que estamos sobrecualificados nos beneficia en la medida que demuestra que somos personas capaces de reconvertirnos con tal de seguir siendo productivos. Debe fugurar en nuestro currículo.

Una carrera. ¿Debemos asumir este tipo de empleos como algo que sólo debe ser temporal? No: hay muchas posibilidades de hacer una carrera desde el interior de una empresa como McDonalds, cadenas de supermercados, tiendas de modas, etc. Todo está, desde luego, en poner lo que hace falta. Y fijarse metas.

Casos de éxito

Pasto de emprendedores. La insatisfacción es algo que tira de nosotros para ser mejores. Es el estado ideal del emprendedor: quien vive de sus ideas puede tomar un trabajo de esta naturaleza para conocer el funcionamiento de una empresa, encontrar financiación e incluso ideas. ¿Imposible? De ninguna manera.

¿Un ejemplo? Bezos. CEO y cofundador de Amazon, gestó buena parte de su exitoso proyecto mientras trabajaba en un McDonalds.