En el extranjero

Trabajos estafa en el extranjero: Cómo evitarlos

trabajos estafas

Un grupo 98 españoles ha sido la última víctima de una estafa laboral en el extranjero. Los trabajadores fueron contratados a través de un intermediario, para trabajar en Londres, además del sueldo, se les prometió alojamiento y manutención.

Algunos de estos trabajadores llevaban hasta 4 años en situación de desempleo y, ante la posibilidad de trabajar en el extranjero, pidieron ayuda a familiares y amigos para poder cubrir los costes del desplazamiento hasta el lugar del trabajo. El problema llegó cuando, al llegar a Londres, los trabajadores se encontraron con que las condiciones no eran, ni de lejos las esperadas… Habían sido engañados y, además, ahora se encontraban sin dinero para volver.

Cómo evitar trabajos estafa en el extranjero

La difícil situación económica de muchos trabajadores y la desesperación por trabajar son aprovechados por muchos para llevar a cabo estafas y actividades en el límite de la legalidad relacionadas con el entorno laboral, en algunos casos, además, se llevan a cabo desde el extranjero, con lo que las posibilidades de controlar la veracidad y la buena fe de quien contrata, son muchas menos.

Comprobar el nombre de la empresa y su situación en el momento en el que se hace la oferta es muy importante. Una simple búsqueda de situación de impagos, o de retraso en las nóminas de sus trabajadores puede ser más que suficiente para dar una orientación general del tipo de trabajo.

Solicitar información sobre el lugar de estancia durante el tiempo en el extranjero es también una buena fórmula para evitar la estafa. Se deben controlar las instalaciones, la distancia al lugar de trabajo, las condiciones y, si fuera necesario, se puede incluso encontrar un teléfono de contacto del lugar para confirmar la veracidad de que será ese el lugar en el que se resida.

Nunca pagar por trabajar, aun cuando se trate de una reserva o se indique que se devolverá con la primera nómina, el sentido común y varios casos, invitan a indicar que es mejor perder una oportunidad de trabajo incierta que perder un dinero que seguro que hace falta para otras cosas.

No siempre las cosas salen bien, en ocasiones porque el trabajador se encuentra, al llegar a destino, que ha sido estafado, en ocasiones, porque las condiciones son las idóneas, o por imprevistos. Por ello, siempre hay que reservar una parte de la inversión como dinero para volver, o dinero para urgencias. De esta forma, se pueden minimizar los daños de los trabajos estafa.

Un problema de difícil solución 

Las estafas laborales se están especializando y agudizando a medida que avanza la crisis, y detectarlas es siempre más complicado, sin embargo, la lógica y la previsión pueden ayudar a reducir las posibilidades de ser víctima de una estafa o, por lo menos, a minimizar los efectos de la misma.