Orientación laboral

Los trabajos fraudulentos, cada vez más de moda

trabajo fraudulento

Seguramente, prácticamente la totalidad de los usuarios de correo electrónico hayan recibido, al menos en una ocasión, un correo en el que se especifican cuantiosas retribuciones y condiciones de trabajo de lo más beneficiosas para un tipo de empleo del que no se dice mucho sobre cuáles son las tareas.

Empleos en los que solo hay que hacer transferencias bancarias, o rellenar encuestas por email, o probar productos en casa, son algunos de los trabajos que han proliferado en los últimos años. El uso habitual de interés, las altas tasas de paro y la desesperación han favorecido que este tipo de trabajos fraudulentos sean en la actualidad un mal contra el que hay que combatir.

Los peligros de los trabajos fraudulentos

Descubierto en cuenta

En muchos casos, en apariencia es un trabajo muy sencillo de realizar, y en que se puede conseguir dinero muy fácilmente, simplemente, por hacer transferencias de dinero entre países.

El funcionamiento parece sencillo, se reciben en casa cheques con un importe, siempre menos de 3.000€, solo hay que ingresarlos en la propia cuenta y hacer una transferencia al extranjero.

Tras este tipo de estafa, el incauto trabajador, podría estar incurriendo, sin saberlo, en una trama de blanqueo de dinero, o peor aun, podría descubrir que el banco le reclama una sustentosa cantidad de dinero, ya que el cheque no tenía fondos y, sin embargo, se hizo una transferencia una cuenta.

Encuestas remuneradas

Otra estafa típica es la de las encuestas remuneradas, que aparece en forma de promesa de cientos o miles de euros diarios, el peligro está cuando este supuesto empleo se consigue mediante la compra de un manual en el que se indican las empresas de estudios y encuestas, y los consejos para rentabilizar más el tiempo. El manual tiene un precio considerablemente bajo, y más si se tienen en cuenta las promesas económicas que se ofrecen.

El resultado es que, o el manual nunca se recibe, o en el no se recogen más que unas cuantas páginas para ganar dinero con encuestas, pero muy alejadas de las promesas económicas iniciales, y que requieren de mucho tiempo para los pagos.

Actuar con lógica

Aunque parece sencillo evitar este tipo de trabajos fraudulentos, los datos indican que cada vez son más las personas que sufren una estafa debido a ellos. Actuar con cautela, no pagar por ninguna oferta de trabajo o por realizar un trabajo y, sobre todo, no responder a ningún email del que no se recuerde haber enviado CV son buenas formas de evitar las estafas.

En cualquier caso, y siempre que haya dudas, una rápida búsqueda en un buscador web puede ser muy útil para determinar si nos encontramos ante un trabajo fraudulento.