FormaciónOrientación laboral

Traductor e Intérprete, dos profesiones diferentes

Quienes amamos todo lo vinculado a los idiomas, nos encanta aprender y compartir hasta las más pequeñas sutiliezas y detalles de cada aspecto vinculado con los mismos. Hace pocos días nos sumergíamos en las profesiones vinculadas a los idiomas , y prometí detenernos en dos de las más requeridas y conocidas: ser traductor o ser intérprete.

No siempre todas las personas consiguen entender los alcances de sus diferencias por lo que vale la pena ahondar un poco más.

Perfil de un traductor

Los traductores deben ser capaces de interpretar lo que leen,  escribir bien y tener un excelente conocimiento de la lengua escrita. Mejor dicho: de las dos (o más) lenguas con las que esté trabajando en determinado momento. Estos profesionales tienen la ventaja de contar con tiempo para seleccionar las palabras con cuidado y tener acceso a diccionarios bilingües y otras herramientas.

Como traductor, puedes especializarte en traducciones en temas específicos, en cuyo caso debes conocer y entender la terminología técnica.

Por ejemplo un traductor jurado, a los que también se conoce como traductor autorizado, o un traductor investigador, algunos de los cuales trabajan incluso en investigación lingüística en algunos de los colegios universitarios y universidades más prestigiosas.

Los intérpretes requieren habilidades diferentes. Ellos deben ser capaces de manejar la presión y pensar con rapidez, ser capaces de “leer” a la gente, y hablar con fluidez en ambos idiomas.

¿Cómo puedo encontrar un buen intérprete o traductor?

Un buen intérprete o traductor está capacitado profesionalmente y con experiencia. La mejor manera de encontrar la persona adecuada es a través de una referencia de alguien de confianza, que haya trabajado con la persona antes. Lo ideal son aquellos que tienen experiencia en su sector y estan familiarizado con la terminología en cuestión.

No es aconsejable contratar a un intérprete o traductor directamente de la Internet o un directorio del comercio a menos que tengan buena reputación avales de terceros.

Las escuelas de idiomas puede ser capaz de ofrecer asesoramiento en la búsqueda de intérpretes con experiencia.