FormaciónOrientación laboral

Trucos y consejos para preparar un examen

No importa tu edad ni tu experiencia: los exámenes son siempre motivo de tensión: se te revuelve el estómago porque dependen de él trascendentales acontecimientos. Todos los que hemos tomado alguna vez un examen recordamos el pulso acelerado, con las palmas húmedas y mal sabor en la boca justo antes de tomar el papel y comenzar a trabajar en él.

No te preocupes, mientras que los pre-nervios antes de los exámenes son bastante comunes y bastante duros de evitar, tengo buenos consejos para que puedas tener más confianza a la hora de tomar los exámenes. Preparándote bien, llegarás con confianza y con el tiempo construirás tus propios  rituales de exámenes.

¿Qué estudiar?

La parte más importante de la preparación para un examen es saber qué estudiar. Mirar hacia atrás sobre temas que has pasado mucho tiempo sin repasar durante las clases,  e incluso pedir a tu profesor -en caso de que esté bien dispuesto- algunas pistas. Una vez que sepas qué estudiar, lo único que queda es saber cómo estudiar.

¿Cómo estudiar?

  • En ropa cómoda.
  • En un cuarto bien iluminado, tranquilo y fresco.
  • Con el estómago lleno.
  • Sin la televisión, la radio o Internet que te distraigan.
  • Distribuyendo el tiempo, no meter todo en la noche antes del examen.
  • Con apuntes de clase, notas de lecturas y tareas.
  • Ejemplos de anteriores exámenes.
  • Mediante la elaboración y responder diferentes tipos de preguntas, entre ellas:

-Opción múltiple.
-Verdadero o falso.
-Llene el espacio en blanco.
-Párrafos cortos.
– Ensayos.
– En tiempos solo y en otros con un compañero de estudio o grupo.

No desaproveches ayuda de tutores y eventuales clases de consultoría, siempre, pero siempre ayudan y son una oportunidad de ir “tanteando” en qué tema se hará énfasis en la prueba.