De temporada

¿Estás dispuesto a renunciar a tus vacaciones?

Uno de los efectos inmediatos de la reforma laboral es que todos tememos, más que nunca, perder nuestro empleo, y nos sobrecoge la necesidad de quedarnos lo más cerca posible para evitar que nuestras ausencias nos hagan blanco de algún recorte de plantilla. Y es que a la hora de cortar, se hace por el eslabón más débil: los empleados. De manera que muchos ya están dispuestos a renunciar a las vacaciones con tal de conservar el empleo.

Menos vacaciones, más seguridad

Siete de cada 10 españoles se dicen dispuestos a renunciar a sus vacaciones si eso les asegura estabilidad en su puesto de trabajo.

Una encuesta realizada por la empresa de trabajo temporal y servicios de recursos humanos Randstad señala que un 68% de los participantes se dice dispuesto a renunciar a sus vacaciones en aras de mayor seguridad en su continuidad laboral. Se trata de un dato  que refrenda otro: el paro es la principal preocupación de los españoles: según el CIS, un 78,6% cree que “el desempleo es el principal problema que padece nuestro país”.

Debilidad del mercado laboral

Según Randstad, esta encuesta refleja “la debilidad del mercado laboral español”. En junio pasado, a pesar del repunte estacional del empleo, el paro rozó los 5,7 millones de desempleados: un 24,6% de la población activa. Para los ciudadanos, no hay visos de una pronta recuperación de la actividad económica.

A pesar de esta actitud de sacrificar las vacaciones, incluso los que se dijeron a favor de eliminarlas para asegurar su continuidad laboral, señalaron que se deben respetar las fechas destacadas, como las navideñas.